siervo-fiel Hace unos días escribí un comentario sobre el status financiero de Jesús. Un amigo me dijo una vez que hace falta dinero para evangelizar. Mi respuesta fue, no hermano para evangelizar hace falta Cristo.

Con Cristo todo es posible. Algunas personas me dicen que no tiene nada de malo se rico y yo estoy de acuerdo con eso. ¡A mí me gustaría ser rico!!! También me gustaría ser joven, más guapo, fuerte, ágil, delgado, saludable, y muchas cosas más. Pero a mí me gustan los refranes porque son proverbios. Un refrán dice: !El que nace pal martillo del cielo le caen los clavos!
Lo que quise y quiero enseñar es que todos tenemos una función en el Reino. Y muchos hemos abandonado nuestro llamado por acumular riquezas. Y creo que lo que ahora se está enseñando en muchas iglesias, que Jesús era rico, es una manipulación desesperada para defender el evangelio de la prosperidad. El evangelio es uno, Jesús dejo su deidad para humillarse al bajar a nuestro nivel y morir por nuestros pecados y de esta forma redimirnos de la muerte eterna. Punto. La vida abundante viene porque no hay muerte en el futuro del cristiano. No hay muerte, ¡donde este sepulcro tu victoria donde esta o muerte tu aguijón! Vida abundante sin muerte vida eterna. ¿Vamos morir? ¡No!!!! Nuestro cuerpo decaerá y lo tendremos que abandonar. ¡Pero nosotros no somos carne!!! ¡Somos Espíritu!!! Y nuestro Espíritu regresara al cielo para reinar junto a nuestro Señor por la eternidad ESE ES EL UNICO Y REAL EVANGELIO.

Creo y estoy seguro que el hablar tanto de dinero y buscar dinero y hacer tantas cosas para conseguir dinero es una distracción del enemigo para impedir que hagamos lo único que Jesús nos ordenó, ir por todo el mundo y predicar el evangelio a toda criatura.
Si hacemos nuestro trabajo, si trabajamos en las cosas del Reino el Rey cuidara de nosotros. Eso es vivir por fe. Leamos el libro de los Hechos de los Apóstoles. Los ricos tomaron sus riquezas y las pusieron en las manos de los Apóstoles. Esta actitud de desprenderse de las riquezas fue lo que hizo posible que el cristianismo llegara a todo el mundo conocido en esa época y pudiera vencer aun al imperio romano. Los apóstoles no tenían que preocuparse por nada. Se concentraron en predicar. Tenemos que volver a la senda antigua. Confiar en el Señor y enseñar la verdad.
Lo que tenemos que enseñar en lugar de prosperidad es mayordomía, somos mayordomos de las riquezas de nuestro Señor.

Ese fue el principio que enseño Jesús una y otra vez. Mayordomía. Ese será el tema de mi próximo post.Mayordomo 1
Dios les bendiga